Los instrumentos del ejercicio terapéutico cognoscitivo (C.Perfetti).

¿Qué es la rehabilitación neurocognitiva?

 

La rehabilitación neurocognitiva se basa en la teoría neurocognitiva la cual afirma que la recuperación del movimiento depende de la activación de los procesos cognitivos del paciente y la modalidad de activación de los mismos (C. Perfetti 1969).

Esta teoría depende de los estudios en neurociencia que se han publicado a lo largo de los años y que han ayudado a comprender que el movimiento es el resultado de una organización muy compleja llevada a cabo en el SNC. Autores como Anojin, A.R Luria, Goldstein y más recientes como Rizzolatti han revolucionado el panorama de las neurociencias cognitivas en estos últimos años con los estudios sobre las bases biológicas de la acción. Es decir que la acción de coger por ejemplo una taza de café implica una serie de activaciones complejas de las redes neurales que se encuentran en amplias zonas distribuidas del cerebro humano como por ejemplo la capacidad de percibir, decidir y anticipar el movimiento que vamos a realizar.

¿Cuáles son los principios básicos de la teoría neurocognitiva?

 

El movimiento es conocimiento: el movimiento del ser humano nos permite entrar en contacto con el mundo para poder recoger informaciones de tacto, espaciales, de presión, de peso, temperatura… y toda esta información permite que el cuerpo se vaya fragmentando (Heffner y Masterton), adaptando y variando según nuestras necesidades. Pensemos en todas las informaciones que recogemos cuando alcanzamos una flor u olemos su perfume. Ese olor que recibimos es el resultado de una compleja y refinada organización de nuestro cerebro que nos permite acercar nuestro rostro, alcanzar la flor con la mano y relacionar varias partes de nuestro cuerpo para una misma finalidad: recoger la información olfativa de la flor con el fin de sentir una sensación agradable.

Son evidentes las alteraciones motoras del paciente que ha sufrido una lesión cerebral debido a un ictus a un TCE o incluso podemos hablar de lesiones traumatológicas. La imposibilidad que tienen los pacientes para elaborar acciones que les permitan entrar en contacto con el mundo hace que  el cerebro deje de recibir dichas informaciones de contacto y/o espaciales. Es responsabilidad del terapeuta volver a permitir que el paciente elabore esas informaciones del cuerpo a través de ejercicios que permitan activar sus procesos cognitivos, operaciones mentales necesarias para poder elaborar dicha información.

 

El cuerpo es una superficie receptora de información:

¿Cómo elaboramos esta información?. El cuerpo del ser humano esta dotado de piel, articulaciones , músculos que tienen la capacidad de recoger la información y proyectarla a través de la medula espinal al cerebro que elabora y da sentido a lo que notamos en el cuerpo. Es por este motivo que el terapeuta que se encargue de la recuperación de las alteraciones del movimiento sea por patología central o periférica, neurológica o traumatológica debe ser largo conocedor de cómo se representa el cuerpo en el cerebro. Los estudios de Penfield y Rasmussen en los años cincuenta fueron revolucionarios en su momento porque pudieron demostrar la relación entre el cuerpo y el cerebro aunque el modo en cómo estaba representado (una sola vez y de forma somatotópica) difiere de los estudios actuales de E. Gould (múltiples veces i relacionando varias partes del cuerpo).

Esta representación múltiple junto a la elaboración de la información hace que el terapeuta neurocognitivo deba considerar la relación entre las partes del cuerpo y no la suma de las diferentes partes para poder recuperar el movimiento en relación a la función. Fig 1,2,3.

Fig 1. Ejercicio de reconocimiento de relaciones entre el pie y la rodilla para la función de alcance.

Fig 2. Ejercicio de reconocimiento de posiciones durante el movimiento de descenso del talón para la función de amortiguación.

Fig 3. Reconocimiento de superficies táctiles entre el pulgar e índice/medio para a función de alcance y presa de la mano.

 

La recuperación es un proceso de aprendizaje:

¿Cómo aprendemos una acción? Aprender a conducir, aprender un deporte, aprender un idioma… todos tienen en común que para poder aprenderlos debemos superar una serie de problemas adecuados a nuestras capacidades. Estos problemas permiten que activemos una serie de operaciones mentales cognitivas (atención, percepción, memoria, anticipación, visión…) que nos llevan poco a poco a la resolución de los mismos (K.Popper).

El paciente que ha padecido una lesión y tiene dificultades para moverse o incluso aquellos que no pueden moverse y cuando lo intentan aparecen patrones patológicos debemos ante todo evitar que se muevan de forma patológica que para que no se instaure la plasticidad mal adaptativa y en segundo lugar debemos proponerles problemas cognoscitivos que deban resolver a través de la fragmentación del cuerpo y de la activación de los procesos cognitivos que provocarán una modificación del movimiento.

Para llevar a cabo pues un proceso de aprendizaje en condiciones patológicas el terapeuta neurocognitivo propone al paciente un Problema Cognoscitivo, permite que el paciente elabore una hipótesis perceptiva que podrá verificar o comparar con el movimiento que el terapeuta le realizará durante el ejercicio. La propuesta de un problema cognoscitivo a resolver por parte del paciente con ayuda del terapeuta, la hipótesis perceptiva y la comparación son los llamados instrumentos neurocognitivos del ejercicio que permiten la activación de los procesos cognitivos del paciente. Fig 4.

Fig 4.

En este ejercicio neurocognitivo se describen los instrumentos neurocognitivos.

a)Problema cognoscitivo: Reconocimiento de consistencias diferentes durante el movimiento de descenso del talón. b)Hipótesis Perceptiva: el paciente deberá considerar su talón y la relación de este con la presión que ejercerá cuando entre en contacto con la densidad. c)Comparación entre la Hipótesis Perceptiva y el movimiento que realiza el terapeuta.

 

El profesor Carlo Perfetti está dedicando toda su vida al estudio de diferentes disciplinas de la neurociencia y en traducir dichas aportaciones científicas en ámbito de la rehabilitación del paciente.

Desde este blog quiero agradecer al Profesor C. Perfetti su dedicación y su importante aportación a la ciencia de la rehabilitación porque ha hecho en mi observar al paciente con otros ojos.

Los estudios referenciados en la bibliografía son algunos de los que se han considerado para la elaboración de la teoría neurocognitiva. Dicha teoría sigue en constante evolución gracias al equipo de estudio del “Centro Studi di Riabilitazione Neurocognitiva Villa Miari” en Italia y a la “Scuola Internazionale di Riabilitazione Neurocognitiva Carlo Perfetti.”

 

Bibliografía

P.K Anojin. Psicología y Filosofía de la Ciencia. Metodologia del sistema funcional. Ed Trilla. 1987

A.R Luria. Higher Cortical Functions in man. Basic Books Inc. Publishers. New York.

Goldstein E.B. Sensación y Percepción. Ed Thompson 6a edición

– Rizzolatti G, Luppino G, Matelli M. The organization of the cortical motor system: new concepts. Electroencephalogr Clin Neurophysiol 1998;106:283-96

– Rizzolatti G, Luppino G. The cortical motor system. Neuron 2001;31:889-901.

– Perfetti C. Uomini e macchine. Milano: Editrice Speciale Riabilitazione 1986.

– Perfetti C, Ghedina R, Jimenez – Hernandez D. El ejercicio Terapeutico Cognoscitivo para la reeducación motora del hemipléjico adulto. Barcelona: Edikamed,1999.

– Perfetti C. Condotte terapeutiche per la rieducazione motora dell’emiplegico 2ª ed. Milano:Ghedini 1986.

– Heffner i Masterton. The role of the corticalspinal tract in the evolution of human digital dextrecity. Brain Behav Evol. 1983;23 (3-4): 165-83

– Gould HJ, Cusick CG, Pons TP, Kaas JH. The relationship of corpus callosum connections to electrical stimulation maps of motor, supplementary motor, and the frontal eye fields in owl monkeys. Com Neurol 1986 May 15;247(3):297-325.

– Popper K. La lógica de la investigación científica. Ed. Tecnos 1973

– Rodríguez- Larrad A, Rizzello C, Perfetti C, Pante F.A, Zernitz M. Capitulo 29 Ejercicio terapéutico Cognoscitivo. Neurorehabilitación. Ed Panamericana.

 

Escrito por Elia González Roch. Fisioterapeuta. Terapeuta neurocognitiva del Centro de Fisioterapia Perfetti de Sant Cugat del Valles. Barcelona. Profesora colaboradora de la Universidad Gimbernat (UAB). Formadora de Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo. Docente en ecufis.

1 comentario en “Los instrumentos del ejercicio terapéutico cognoscitivo (C.Perfetti).

Deja un comentario